Náufrago perdido en alta mar

Náufrago perdido en alta mar

“Llevo meses naufragando en alta mar, perdido y hundido de tristeza. A lo lejos una gran tormenta se acerca, oh Dios, tal vez hoy voy a morir.” Me acuerdo cuándo aquel predicador hizo el llamado: ‘los que necesiten paz, venir al frente para hacer una oración’ y yo hacía duro mi corazón. Me fui de aquella predicación con el corazón hecho pedazos y lleno de orgullo. Creí que sin Dios podia navegar solo, hasta que me perdí en alta mar.

 Los problemas de la vida fueron cargando su peso en mi espalda y el camino se puso dificil. Al borde de tanto sufrimiento pido a Dios que me guíe ha su casa, a tierra firme. 

Dios es la brújula, la luz, la estrella que me llevara a salvo. Tal vez se acerca una gran tormenta, pero con Dios puedo tener paz en la tormenta. El calma cualquier tempestad en tu vida

El blog de hoy solo es un mensaje de esperanza. No hagáis duro vuestro corazon y busquemos más la ayuda de Dios. El calma cualquier tempestad en tu vida.